Destacado

Presentado el cartel “LUZ DE PASIÓN 2021”

Durante el día de hoy, sábado 6 de Marzo de 2021, hemos estado realizando la presentación de nuestro VI cartel de Semana Santa, en nuestras redes sociales. Es una obra realizado por Jesús Manuel Lozano Muñoz y protagonizada por las manos de María Santísima de la Estrella Coronada.

A continuación, la descripción de la obra por parte del autor:

Técnica mixta: café, grafito, acuarela, bolígrafo y lápices de color.

“En Sevilla y en su Semana Santa, no hay más luz que Ella, pues toda Ella es luz; desde su nombre hasta el fulgor de su palio en el despejado y oscuro cielo de la noche del Domingo de Ramos. ¿Y la Pasión? La Pasión es la muerte misma de Cristo, sujeta por las manos de su Madre al ser descendido de la cruz, así como sostiene la corona de Rey que decidimos ponerle en la Tierra.”

La obra está protagonizada por las inconfundibles manos de la trianera Virgen de la Estrella, las cuales sostienen la corona de espinas del Señor de las Penas. Sobre estas, aparece una de las estrellas que se han convertido en uno de los elementos más icónicos de su ajuar.

Toda la composición se dispone sobre una mancha de tonos ocre, enmarcada en un canto color “azul estrella” que se funde con la misma.

En el exterior del enmarcado se dispone en la zona superior la tipografía en la que podemos leer el nombre del blog “Luz de Pasión”, y en la zona inferior “Semana Santa 2021”.

Para la creación de esta pintura, he recurrido a la interpretación del propio nombre del blog cofrade, desglosando y dando forma al concepto y cada una de sus palabras conformantes.

Luz: No pude pensar en más luz que la Virgen de la Estrella, representada en este término no tanto por sus manos sino por una de las estrellas que porta en su pecho. María, Estrella radiante del tercer milenio, es la luz que nos lleva a Cristo, que a diario marca nuestro camino para poder seguir sus pasos. Así como las estrellas son luz en la oscuridad de la noche, en este tiempo tan oscuro que nos toca vivir, María es nuestra luz, es nuestra esperanza.

Pasión: En relación a la primera palabra, la conexión fue clara, las manos de la que es Luz, sosteniendo uno de los tributos de la Pasión de nuestro Señor, la corona de espinas. Sus manos, su anatomía tensada por el dolor desmesurado, son el reflejo del sufrimiento de la Madre ante el escarnio al que fue sometido su Hijo. Esta estampa es usual poder contemplarla cada Cuaresma durante el tiempo en que la dolorosa se muestra ataviada de hebrea, por lo que el hecho de recurrir a esta representación conecta con el tiempo litúrgico en el que nos encontramos.