QUERIDOS REYES MAGOS…

La ciudad palpita. Los nervios se apoderan de todos. La ilusión recorre cada calle como una nube de incienso. La magia regresa a la ciudad, como así lo hará la primera luna llena de la primavera. Porque el 6 de enero, todos volveremos a ser niños. Bendita infancia. En pocas horas, sus Majestades habrán cargado nuestras pilas de esperanza y se habrán llevado un saco de deseos… Seguir leyendo “QUERIDOS REYES MAGOS…”

Anuncios

Opinion// Aires nuevos

Hace unos años, leía que la semana santa de Sevilla necesitaba una serie de cambios que parecía que nunca iban a llegar por lo encorsetada que en ocasiones es nuestra ciudad, pues bien parece que algunos de estos cambios han llegado a nuestra semana grande.

¿Quién pensaba hace 5 o 10 años que una imagen de las hermandades del viernes de dolores o sábado de pasión pudiera presidir el Vía Crucis de las hermandades? Pues anda que si lo presidió y de la forma tan magistral que lo hizo la hermandad de los Dolores de Torreblanca.

¿Quién iba a pensar que la solución al Martes Santo era hacer la carrera oficial en el sentido inverso? Pues se hizo y bien que funcionó

¿Quién iba a pensar que el consejo de hermandades y cofradías iba a designar una mujer para que fuera la encargada de dar el pregón de la semana santa? Pues si lo ha hecho y creo que con acierto porque quien mejor que ella para descubrir todo lo que se vive en semana santa .

Opinión: Carrera (Oficial) Solidaria.

Son muchas las vueltas que se le está dando a la Carrera Oficial, que si como siempre, que el Santo Martes, que si en forma “Y” … Todo el que quiere lanzar una idea lo hace y todo entra a debate.
Es una pena, bajo mi opinión, que los cofrades nos enroscamos en esta cuestión y creamos hasta tiranteses entre hermandades, siendo esto innecesario.
¿Llevaran razón, aquellos, que opinan, desde fuera de la iglesia y de “nuestro mundo”, que los cofrades somos frívolos?¿ y los que opinan, desde dentro de nuestra iglesia, que somos Cristianos de envoltorio?
Es mucho el tiempo, los años, pues no es nada nuevo, este tema entre los cofrades, que le llevamos dedicado a dicho tema para acabar siempre en el punto de partida.
Es cierto que nuestra Semana Santa ha crecido mucho, sobretodo en el número de hermanos Nazarenos que realizan Estación de Penitencia con las distintas hermandades y el gran perjudicado de dicha situación es el mismo cuerpo de Nazareno.
Todo ello me lleva a una cuestión que comparto con vosotros, ¿Qué tal si, en vez de, cambiar el formato de la actual Carrera Oficial, lográsemos que, nuestras Hermandades, fuesen más solidarias, unas con otras y no viesen en la Campana su pasarela, sus minutos de oro para lucirse y la vean por la TV?
Es hora, opino, que los cofrades exijamos a los gobiernos de nuestras hermandades, que mimen más a sus cuerpos de nazarenos y a las hermandades que comparten jornada y que sin perder dignidad ni identidad, se intente transitar lo más presuroso posible.
No nos olvidemos que también se puede morir de éxito.
César Villar.

Opinión: ¿Libertad de expresión o ausencia de la Fe?

Las rrss nos comunican, al segundo, de todo lo que ocurre en cada rincón de nuestro planeta. Para bien o para mal, también de lo que ocurre en nuestras hermandades y, en ese instante,todos, disponemos nuestros dedos para aclarar nuestra posición de cada tema. Desde ayer traemos entre manos un vaivén respecto al cartel que presentó la hermandad del Rocío de Sevilla ( El Salvador) para su próxima peregrinación a la aldea rociera.

La bella obra de Manuel Peña es una gran pintura en la cual aparece reflejada a la perfección la Reina de las Marismas, pero, ¿Dónde quedó el Pastor Divino? A raíz de la polémica causada por la ausencia del Niño Dios, me he obligado a reflexionar al respecto. Reflexión que deseo compartir.

¿Que de necesaria es la Fe y el conocimiento de la misma en el autor de las obras religiosas?, ¿Qué de necesaria es la participación del Delegado Diocesano de patrimonio cultural en la vigilancia de todas estas obras religiosas, tanto escultóricas como pictóricas, de nuestras hermandades?

Concluyendo, llegué al convencimiento que, si una obra, aún siendo perfecta y de inmensa belleza, le falta la unción necesaria en una obra religiosa, esa obra al final sera estéril respecto para lo que fue creada. Don Antonio Rodríguez, tiene usted bastante trabajo. Manos a la obra.

Nota: el equipo de Luz de Pasión Sevilla no se hace responsable de las opiniones ni comentarios vertidos en esta sección de opinión

2018; año del cambio

Nuevo año, nueva vida con nuevos propósitos de cambio son los dichos que se repiten durante estos días en nuestro entorno de familia y amigos. 2018 trae consigo año de cambios que podrán marcar un antes y después en la historia de las cofradías de nuestra ciudad.

El primer lunes de cuaresma, se escribirá una historia con letras de oro, cuando Ntro. Padre Jesús ante Pilatos presida en la Catedral de Sevilla el vía crucis de las hermandades, quizás muchos sevillanos se den cuenta de la importancia que tienen las corporaciones de penitencia de los barrios alejados del centro de Sevilla, Ole por el consejo, por apostar por ellas, cuando el barrio de Torreblanca camine tras su Señor desde Santa Marina hasta la Seo hispalense y regreso, dando una demostración de DEVOCIÓN.

La cuaresma nos traerá multitud de cultos y vía crucis que nos irán conduciendo hacia nuestra semana mayor, que tendrá dos días marcadas en negrita,  Martes Santo y Madrugada del Viernes Santo, de los cuales se han dicho multitud de opiniones, tanto positivas como negativas.

El Martes Santo presenta el gran cambio, ya que las ocho corporaciones de dicha jornada realizarán la carrera oficial en el sentido inverso, del resto de las jornadas, comenzando en la puerta de los palos para finalizar en la campana, quizás muchas de las personas que han dado su opinión no son hermanos de ninguna de las hermandades implicadas, seguro que los hermanos mayores han llegado a esa solución para resolver los distintos problemas que presentaba la jornada, por eso antes de valorar si ha sido acierto o fracaso, observemos como se desarrolla.

La Madrugada del Viernes Santo de 2018 se presenta con muchas dudas acerca de los incidentes ocurridos en el año anterior, tras múltiples reuniones entres los distintas agentes implicados se acordó una solución que parece no contentar a todas las partes implicadas, ¿el cambio del 2018 será lo suficiente para evitar las tristes escenas que se vivieron en 2017?

Escrito por Pedro Morón Gutiérrez (@pedromoron95)

 

 

 

 

 

Opinión// LUCHANDO CONTRA UN FANTASMA.

Dicen muchos que estamos en guerra, solo que no nos damos cuenta. No nos damos cuenta porque, por lo que cuentan, luchamos contra un enemigo invisible. Un enemigo que corre y que grita, que aplasta y que asusta, que atemoriza y que rompe ilusiones. Niñatos, grupos organizados, los de Podemos, la Policía Local, los de los taxis… Muchos intentan ponerle cara, encontrarle explicación, crear al enemigo que nos haga sacar la espada. Pero nadie lo consigue, todavía nadie lo ha logrado… Me temo que luchamos contra un fantasma, un peligroso fantasma.

Seguir leyendo “Opinión// LUCHANDO CONTRA UN FANTASMA.”

“ El barrio y el Cristo´´

Mirar a los ojos del barrio es mirar a los ojos del Cautivo. Ninguno de los dos lo tuvo fácil, ambos tuvieron que caminar muy lejos para llegar a ser lo que hoy son. Caminaron tanto que a ambos les nació el gusanillo de conocerse. Les nació la necesidad de reír juntos, de llorar juntos, de luchar juntos, de lamentarse juntos. Y de tanta necesidad que les nació, un día les dio por darse la mano. Y caminaron, caminaron juntos. El Cristo y el barrio, el barrio y el Cristo.

 

El barrio vivía cautivo en el tiempo, preso de cientos de males que le lastraban, esclavo de las injusticias de la vida. Camino sin camino era el que recorrían sus calles, sus gentes, sus sentimientos. Ahí estaba el progreso de la ciudad, amarrado de pies y manos como el Cristo de los ojos verdes, maniatado por la muerte de la libertad. Pero era tan grande ese progreso, tenía tanta vida dentro… El tiempo sin compasión mataba su historia. Hasta que un día, sin el barrio esperarlo, un obús le explotó. Y todo cambió, para bien todo cambió.

 

Fue un estruendo que revolcó la Soleá, que pintó los nombres de las plazas con pintura de Velázquez, que engrandeció el flamenco que guarda la pureza de sus calles. Vino un hombre de madera que quiso hacerse preso por todos los vecinos de su barrio. Contaban que era un hombre cuyo  afán era dar la vida por los demás, que le gustaba predicar con la bondad, que tenía unos ojos verdes que guardaban dentro el tesoro que un día había dejado por allí la Macarena. Era ese verde Esperanza (en Sevilla siempre con mayúscula) el mayor tesoro que abrazaría el barrio.

 

Esperanza de los que tanto perdieron, de los que tanto lucharon, de todos los que murieron. Esperanza de los temían el agua, de los ahogados en la droga, de los que hacían milagros por llevarse algo de comida a la boca. Toda esa Esperanza la tiene concentrada el Cautivo en los ojos, toda esa Esperanza le ató las manos un día para desatárselas al barrio. Y el barrio lo tomó como suyo, construyó sobre su estampa el monumento más preciado y más hermoso que pudieran haber soñado sus almas. El Cristo se hizo del barrio, el barrio se hizo del Cristo.

 

Mucho ha pasado ya de eso. El barrio le dio la mano al Cristo y el Cristo nunca la soltó, cumplió su promesa y lo protegió de todo cuanto el barrio tuvo que padecer. Nada es parecido desde entonces a ese pasado en esas calles que hoy celebran sus cincuenta años. Bodas de oro para un barrio que floreció de sus propias cenizas, un barrio cuyo fertilizante más potente fueron los ojos verdes de un Cristo Cautivo que hoy festeja sus bodas de plata.

 

Oro y plata dándose la mano junto a más de 20.000 vecinos, junto a más de 20.000 sonrisas, junto a más de 20.000 lágrimas. Y entre esas más de 20.000 razones para sentir está la mía. Vivirá eterna entre las calles que recorrieron la pureza de la infancia, la idealidad de los recuerdos, la verdad de mi presente y la esperanza del futuro. Que si es orgullo para mis labios susurrar que soy de Sevilla, más orgullo es gritar que soy hijo de sus calles.

 

La historia termina igual que comienza, con la verdad que encierran las calles del Polígono de San Pablo, con la verdad que encierra la mirada de un Cristo. Créeme, Sevilla, si te digo que mirar a los ojos del barrio es mirar a los ojos del Cautivo. Ninguno de los dos lo tuvo fácil, ambos tuvieron que caminar muy lejos para llegar a ser lo que hoy son. Caminaron tanto que a ambos les nació el gusanillo de conocerse. Les nació la necesidad de reír juntos, de llorar juntos, de luchar juntos, de lamentarse juntos. Y de tanta necesidad que les nació, un día les dio por darse la mano. Y caminaron, caminaron juntos. El Cristo y el barrio, el barrio y el Cristo.

 

 

José Antonio Montero Fernández.

 

Al barrio de mi Cristo.

Al Cristo de mi barrio.

bccdbb06-67dd-44f2-8c88-5f6ca99a0fa1